Un bolero

Rebosa el cenicero del coche
y en algunas colillas apagadas
se aprecia todavía un resto de carmín.
Lo vacío diría que con pena
o quizá simplemente nostalgia
y pienso
"Cenizas y carmín"
se podría titular un poema.

O tal vez un bolero.

©Santiago Pérez Merlo

1 comentario:

  1. El humo aún permanece en el habitáculo, como recuerdo de su presencia.

    ResponderEliminar