De vida alegre


Me encantan las mujeres de vida alegre,
las que tienen la sonrisa presta
y la carcajada a flor de labio.
Las mujeres que se ríen con la vida y contigo
y de la vida y de ti si es necesario.
Las que rebuscan risas en los bolsillos del alma,
busconas de la alegría,
que estafan con socaliña
-como afirma el diccionario-,
para robarle a las penas su tiempo y su miseria.
Las mujeres que ríen mientras lloran
y afirman “qué tonta soy”
con el pañuelo en la mano
al final de “Casablanca” o de “Qué bello es vivir”.

Las otras, las abnegadas,
las tristes, las circunspectas,
las adoratrices del lamento y de la queja…
Quedan bien en un cuadro de Hopper
o en una novela del siglo dieciocho,
pero es un coñazo insoportable
vivir con ellas.

©Santiago Pérez Merlo
Julia Roberts en "Pretty woman"

2 comentarios: