Conjuros

Camino sin pisar 
las rayas del embaldosado 
como un juego infantil 
o un vano intento 
de invocarte, de traerte
a mi lado...
Y cuento los mensajes que te envío 
para que su número 
te resulte apetecible.
Pero no sirven conjuros.
Estás tan lejos. 

©Santiago Pérez Merlo

4 comentarios:

  1. No se puede medir la distancia en cerca/lejos...no para el amor que apenas necesita conjuros..🌷

    ResponderEliminar
  2. ... pero no viene mal tirar de meigas... que haberlas, haylas 😉😜

    ResponderEliminar
  3. Gimm2010@gmail.com3 de marzo de 2018, 0:56

    Precioso poema, Santiago. Muy bella la forma de expresar la añoranza de la proximidad física...pero es bonito tener un amor al que añorar!! Aplausos, aplausos...

    ResponderEliminar