Noche y día

Escribes con mano decidida
versos sobre tu pubis
antes de cerrar los ojos 
y al día siguiente 
han desaparecido.

Me das la espalda 
pero no lo bastante para no sentirme.
Cuando ambos despertamos
y me voy
tu espalda no me busca 
y tu pubis me olvida.

Hablas en sueños y dices “tequieros” 
apenas intuidos
y haces cábalas, recuerdas
tareas olvidadas, analizas
la realidad que se solapa al sueño.

Al día siguiente,  todo cambia: 
tu voz es clara,
la cábala ha cambiado su sentido 
y el sueño y lo real
son tan sólo palabras.
Y el análisis no existe, ¿para qué?
Mañana será otro día.
Y no habrá noche.

¿Cuándo el sueño? 
¿Cuándo la realidad?
¿Y cuándo el pensamiento?
¿Cuándo sólo sentir? 

Amanecer.
Ocaso.
Confusión.

©Santiago Pérez Merlo

3 comentarios:

  1. Precioso poema, Santiago. El día, la noche...ayyyy el amor!!! Aplausos, aplausos...

    ResponderEliminar
  2. Sueño...realidad...pensamiento..sentimiento....lo necesario para la vida.Precioso poéma Sr.Merlo...precioso..🌷

    ResponderEliminar