Anodinos

Siempre la misma gente 
en los mismos bares.
La misma gente en las aceras, la misma
gente en el metro y en los autobuses.
Idéntica en los cines, los teatros,
las redes sociales.
Los mismos rostros tristes,
soñolientos, alegres, aburridos.
Personas, personajes.
Mi mismo rostro siempre en el espejo.
Gente que va y que viene: gente
sin importancia.
Mala gente que camina.
Y buenas gentes.

Después, tú. Nosotros. Nadie más.

©Santiago Pérez Merlo

3 comentarios:

  1. Gimm2010@gmail.com7 de febrero de 2018, 23:00

    Bonito poema, Santiago. Un final impactante, muyyyy romántico!!!.Aplausos..

    ResponderEliminar
  2. Lo importante son los ojos que miran a la gente...ellos consiguen que deje de ser anodina....Los ojos.....

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias, Gimm. Y Amelia. Lo importante es tener una mirada como la vuestra. Gracias

    ResponderEliminar