No todas las lunas...

No todas las lunas
llenas me convierto en lobo.
No siempre que sale el sol
es primavera.
A veces hace frío
y sólo estoy desnudo
aullándole a una bola absurda
que me mira con desdén
desde muy alto.
A veces tengo sed
pero el sol no derrite la nieve:
el río sigue helado.
A veces no hay nada que cazar;
y tengo hambre.
Sólo queda esperar
a que acabe el invierno…
Pero es tan largo a veces y tan frío
el tiempo que transcurre 
entre dos primaveras.

©Santiago Pérez Merlo

1 comentario:

  1. Bonito poema,Santiago...Algo inquietante!!! Aplausos..

    ResponderEliminar