Compañía

Media luna me sonríe 
burlona:
estoy sola, estás solo,
-me dice-.
No le falta razón
y sin embargo
ambos somos capaces de mirarnos.
Y hacernos compañía.
Hasta que salga el sol.
Y no seamos capaces de vernos.

2 comentarios: