Mañana

Se levanta la niebla y es como si el mundo
renaciera de nuevo:
la montaña es más alta,
los árboles más verdes,
el río pareciera haber alzado su rumor de agua,
la hierba rezuma, susurra rocío...
El camino ha despertado, 
sus curvas se desperezan 
y vuelven a mostrar todos los recovecos 
que recuerdo de ayer.

Miro al horizonte y te veo a lo lejos.
Pero, tú sí, sigues envuelta en niebla:
imprecisa y borrosa en la distancia.
Es hora de empezar a andar.

4 comentarios:

  1. Nadie puede estar imprecisa y borrosa ante tanta belleza,No la sensibilidad y menos el amor..Ha veces hay que dar tiempo..
    Un poema maravilloso y muy sensible...o tal vez por eso...Gracias Sr.Merlo por la belleza.🌷🌷

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti siempre, Amelia: lo maravilloso es tu forma de leer 😍😍😍

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Malditos autocorrectores... ellos sí que no saben leer 😂😂😂

      Eliminar