Renuncio

Renuncio a comprender a artistas y poetas.
Renuncio
a la contemplación de las obras de arte 
y me quedo
mirando a las estrellas y a los gatos
que luchan con las ratas
por un trozo de pan.
Renuncio 
a todas las patrias, a todas las banderas,
a los himnos y a los salmos.
Renuncio 
a los disfraces y a los bailes de máscaras.
Renuncio 
a las canciones y a las sinfonías.
Renuncio a distinguir el bien del mal,
a hombres de mujeres.
Renuncio 
a la ley de los humanos
y a la ley de la selva. 
Renuncio 
a la muerte 
más allá de la vida
y a la vida más allá de la muerte.
Renuncio a comprender 
el universo y renuncio al vaivén 
de las mareas.
Renuncio 
a la filosofía y a la religión.
Renuncio a la materia y sus materias:
renuncio a la poesía.

Renuncio 
                 a todo, 
excepto a estar contigo. 
No se puede renunciar 
al aire que se respira.

2 comentarios: