Abismos

Es fácil asomarse al abismo 
y pensar en dejarse caer.
Pensar que, tal vez, en lugar de estrellarnos 
vamos a volar sobre ese bosque
de anémonas de mar y pinos 
imposible.
Porque el abismo está dentro de nosotros
y allá todo es posible:
algas en medio del desierto
y abetos en el mar.
Pero no volamos.
Si nos dejamos caer,
simplemente moriremos estampados
contra una barrera de coral 
o ahogados en un mar de chopos.

4 comentarios:

  1. El hombre,en general,es un abismo insondable...dejarse caer es,a veces,tentador..pero siempre nos queda Paris...a todos..😂😂😂

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paris... o Villafranca 😉 O tantas otras ciudades... la cosa es que “yo no subiré a ese avión” 🤷🏻‍♂️😘🌼

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. 😂😂😂No. Al poeta (?) le encantan los aviones... sólo seguía citando “Casablanca”, que me la sé de memoria 😉😘😘😘

      Eliminar