Preferiría no hacerlo

Bartleby dejó de copiar.
Yo dejaré de escribir, que no es
sino copiarse a sí mismo
hasta la náusea.
Y uno ha de darse cuenta 
antes de que el hedor
                                      del vómito
engendre nuevas náuseas.
O tal vez sea ese, 
ese mismo el instante de digerir la bilis
y comenzar de nuevo:
inventarse un biombo que no fuera verde
y refugiarse en él. 
Y tratar sólo de garabatear 
para evitar la copia.
....
Aunque, pensándolo bien,
yo también “preferiría no hacerlo”. 

4 comentarios: