La fuente

De uno de los caños mana 
un chorro poderoso, enorme.
Los niños se arraciman 
armados de globos, pistolas de agua,
botellas gigantes recicladas de refrescos.
Beben a grandes sorbos, juegan, brincan,
se empapan los unos a otros
y vuelven a la carga. 

Justo enfrente, de otro caño sale 
un hilillo de agua. Viene seguramente 
del mismo manantial y sin embargo
todo en este lado es mucho más lento.
Una niña llena pacientemente 
un vaso y se lo ofrece a otra.
Ambas beben a traguitos cortos,
sosegados. 

Imposible saber quién disfruta más del agua.
Imposible saber qué piensa la fuente.
Imposible saber qué siente el manantial.

2 comentarios:

  1. El manantial,ia fuente y el niño.juegan con el poeta y con el agua..Un muy bello poem🌷

    ResponderEliminar
  2. Todo el mundo juega con el poeta... y con los juntaletras como yo... 🤗
    Muchas gracias, Amelia 🌸

    ResponderEliminar