Teatro

Poemas que se alejan como aves
no migratorias, más bien errabundas, 
sin destino 
                  final 
ni propósito alguno que dé
sentido a la comedia.

Versos que se deshacen en las manos
como torreones de arena
que un niño, una niña 
levantaron
o demasiado cerca de la orilla
o demasiado lejos.

Palabras que se mueren
en la glotis
para nunca ser dichas.
Por si yunque y martillo confundieran
lo que se dijo con lo que se calló.

Mejor, una vez más,
guardar silencio.
Telón. 

6 comentarios:

  1. El poéta sabe...que siempre "le queda la palabra..."
    Es un poema precioso Sr.Merlo 🌷

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El poeta sabrá... a mí cada vez me queda más silencio 😊
      Y gracias una vez más, sra. Diez 😘😘😘

      Eliminar
  2. Esto podía durar millones de años...y sólo dispongo de uno....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un millón es más que suficiente para tan poca cosa... y usted es eterna 😍

      Eliminar
  3. Muy bonito. De final rotundo. Es un poema para mucho pensar!! El telón siempre puede volver a levantarse y entonces la palabra vuelve a fluir. Siempre, la palabra y si es en forma de poema, mucho mejor. Enhorabuena poeta!!👏👏👏

    ResponderEliminar
  4. El telón siempre está bajando y subiendo... si no, no habría función. Gracias, Gimm 😘

    ResponderEliminar